Descenso en canoa

Descenso en canoa

El descenso en canoa es mejor conocido en el mundo de los deportes extremos como rafting. Es considerado una actividad deportiva, pero también una recreación y es vendido como una atracción turística. Para poder efectuar el descenso en canoa es necesario un río con cierto grado de turbulencia.

El descenso en canoa es una de las actividades más divertidas que se pueden practicar en los ríos rápidos. Es considerado un deporte extremo, pero como siempre decimos, si se cuenta con la preparación adecuada y se toman las medidas de seguridad necesarias el peligro desaparece y todo es diversión.

El descenso de ríos tiene como fin recorrer el río en la misma dirección que la corriente. La actividad es muy conocida en el mundo entero bajo la denominación “rafting”. Se pueden utilizar diferentes embarcaciones como kayak y canoa, rígidas o inflables. Por lo general se utilizan inflables.

Características de los ríos para el descenso en canoa

Los ríos requeridos para el descenso en canoa deben tener algún grado de turbulencia en su cauce. Esta turbulencia ha hecho que se los denomine como “ríos blancos”, debido a su espuma, o “ríos rápidos”, que es la denominación más estilizada.

Clasificación de los ríos rápidos

La siguiente clasificación es de carácter internacional y sirve para medir el grado de dificultad que poseen cada uno para su navegación: Descenso en canoa

Aguas planas.
Estos son los que no sirven para practicar el descenso en canoa, su superficie es plana, sus remolinos huecos y sus olas inapreciables.
Clase I.
Aguas: casi planas
Turbulencias: pocas
Olas: chicas
Grado de dificultad: fácil
Clase II.
Aguas: huecos y hoyos de hasta 25 cm.
Turbulencias: pequeñas y remolinos
Olas: chicas
Grado de dificultad: fácil

Con la siguiente clase comienzan los ríos considerados rápidos:

Clase III.
Aguas: turbulentas con huecos
Olas: medianas hasta 1mt
Grado de dificultad: medio
Requiere técnica y conocimiento del río
Clase IV.
Aguas: muy turbulentas con huecos
Olas: hasta 2mt
Grado de dificultad: elevado
Se puede dar la existencia de cascadas considerables
Requiere buena técnica y conocimiento del río
Clase V.
Aguas: blancas muy turbulentas con huecos y poco predecibles
Olas: más de 2mt
Grado de dificultad: se requiere un nivel experto
Existencia de cascadas y remolinos de peligro inminente
Requiere técnica y conocimiento del río a nivel experto
Clase VI.
Estos son considerados imposibles de navegar o difíciles al extremo.

Un río puede poseer en diferentes tramos de su recorrido diversas clases. En las competencias es común que se participe en las clases III y IV.

El descenso de aguas bravas es una de las actividades náuticas que capta mayor nuecero de adeptos. Dentro de ella podemos diferenciar dos grandes disciplinas, el rafting y el descenso de aguas bravas en kayak. Las aguas bravas se consideran a aquellas que van desde el Nivel III en adelante.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Los botes de remos tipo kayak se pueden clasificar generalmente en dos tipos:...

El descenso de aguas bravas es una de las actividades...
El descenso en piragua es una actividad deportiva y...
Las canoas de madera son uno de los medios de transporte...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse